Hace unas semanas me abrí una tienda en Etsy, y tengo ganas de contar los motivos e ideas que tengo acerca de vender cositas hechas en 3D. Por un lado, la abrí para intentar dar a conocer un poco más la impresión 3D, ofreciendo productos muy baratos y con buena calidad. Por otro lado, intento encontrar formas de sacar cierto dinero para poder permitirme comprar más filamento para seguir experimentando.

Bueno, con respecto a los modelos y todo eso, lo tengo bastante claro. Por ahora estoy vendiendo unicamente modelos que yo he diseñado, porque tengo los medios para gestionar los encargos sin complicarme. Sin embargo, tengo la idea de empezar a vender en poco tiempo modelos conocidos que hay en internet.

A veces pienso que eso está mal, otras que da igual, y otras que está bien. La cuestión es que si tomo como graaaan premisa la de llevar la impresión 3D a todo el mundo, está fundamentado el que yo venda modelos. Tampoco me voy a volver loco, ya que seleccionaré modelos conocidos que me parezcan interesantes, y tienen que estar publicados bajo licencia Creative Commons que permita su venta comercial.

Den por hecho que su nombre, enlace a su proyecto y página aparecerán lo primero en la descripción. Lo que me preocupaba más era el hecho de que yo gestionase económicamente todo eso. Pensé en buscarlos y mandarles un porcentaje de cada venta (bastante bajo, ya que el beneficio de por si es ridículo), o alguna forma de mostrar que no solo pretendo vender esos modelos y ya, sino que tiene que aportar algo más. Por ahora no lo tengo claro, y supongo que hasta que no empiece a vender un producto de esos no voy a saber completamente que tipo de solución me va a satisfacer más emocionalmente.

Luego está el tema económico. Ya me ocurrió con los fanzines, y veo que me pasa con todo. No sé vender. No es que no venda cosas interesantes, sino que el hecho de cobrar se me hace muy extraño. Yo diseño algo y lo suelo compartir en internet, ya sea un PDF o un archivo 3D. Pues si imprimo algo, aunque me cueste dinero, se me hace raro venderlo. Solo hay un momento en el que no me siento incómodo, y es cuando le pongo un precio ridículamente barato, aunque eso pueda llevar al consumismo y entonces puede que lo compren aunque no les guste realmente.
Por ahora me voy a plantear la tienda de Etsy como algo con lo que llevar más lejos mis diseños y la impresión 3D en general, porque como intente vivir de ello voy a acabar muuuuuy mal.
Creo que es complicado creer en compartir todo y poder vivir de ello. Tengo un par de ideas de que tipo de trabajo me gustará tener cuando sea mayor (en un año, cuando termine la carrera) y que me permita seguir con esta filosofía, pero ya veré en el futuro que tipo de cosas hago.  

Hace unas semanas me abrí una tienda en Etsy, y tengo ganas de contar los motivos e ideas que tengo acerca de vender cositas hechas en 3D. Por un lado, la abrí para intentar dar a conocer un poco más la impresión 3D, ofreciendo productos muy baratos y con buena calidad. Por otro lado, intento encontrar formas de sacar cierto dinero para poder permitirme comprar más filamento para seguir experimentando.

Bueno, con respecto a los modelos y todo eso, lo tengo bastante claro. Por ahora estoy vendiendo unicamente modelos que yo he diseñado, porque tengo los medios para gestionar los encargos sin complicarme. Sin embargo, tengo la idea de empezar a vender en poco tiempo modelos conocidos que hay en internet.

A veces pienso que eso está mal, otras que da igual, y otras que está bien. La cuestión es que si tomo como graaaan premisa la de llevar la impresión 3D a todo el mundo, está fundamentado el que yo venda modelos. Tampoco me voy a volver loco, ya que seleccionaré modelos conocidos que me parezcan interesantes, y tienen que estar publicados bajo licencia Creative Commons que permita su venta comercial.

Den por hecho que su nombre, enlace a su proyecto y página aparecerán lo primero en la descripción. Lo que me preocupaba más era el hecho de que yo gestionase económicamente todo eso. Pensé en buscarlos y mandarles un porcentaje de cada venta (bastante bajo, ya que el beneficio de por si es ridículo), o alguna forma de mostrar que no solo pretendo vender esos modelos y ya, sino que tiene que aportar algo más. Por ahora no lo tengo claro, y supongo que hasta que no empiece a vender un producto de esos no voy a saber completamente que tipo de solución me va a satisfacer más emocionalmente.

Luego está el tema económico. Ya me ocurrió con los fanzines, y veo que me pasa con todo. No sé vender. No es que no venda cosas interesantes, sino que el hecho de cobrar se me hace muy extraño. Yo diseño algo y lo suelo compartir en internet, ya sea un PDF o un archivo 3D. Pues si imprimo algo, aunque me cueste dinero, se me hace raro venderlo. Solo hay un momento en el que no me siento incómodo, y es cuando le pongo un precio ridículamente barato, aunque eso pueda llevar al consumismo y entonces puede que lo compren aunque no les guste realmente.

Por ahora me voy a plantear la tienda de Etsy como algo con lo que llevar más lejos mis diseños y la impresión 3D en general, porque como intente vivir de ello voy a acabar muuuuuy mal.

Creo que es complicado creer en compartir todo y poder vivir de ello. Tengo un par de ideas de que tipo de trabajo me gustará tener cuando sea mayor (en un año, cuando termine la carrera) y que me permita seguir con esta filosofía, pero ya veré en el futuro que tipo de cosas hago.  

Hace cuatro meses y un día comencé un experimento. Si tuviese que decir la cosa que más me gusta de la impresión 3D es que es un método de creación aditivo. Solo se gasta el material  que el modelo necesita en vez de tallar algo de un bloque con un tamaño mayor, lo que genera residuos.
Yo trabajo exclusivamente con PLA, ya que me parece menos complicado que el ABS y más “ecológico”. El experimento que hice fue coger una impresión fallida con PLA y sumergirla en un envase con agua (todo esto al aire libre, con sus cambios de temperatura y luz del sol).
Lo que pretendía con esto era ver si el PLA, que muchos (yo incluido) alaban por obtenerse de residuos vegetales, es medianamente ecológico, y si eso afecta a las propiedades físicas del objeto si se expone a factores ambientales.
Hay que reconocer que como experimento es algo muy simple y que pocas respuestas puede dar. Después de cuatro meses en agua y al sol, lo que esperaba era que estuviese ligeramente más claro, un poco blando, y tal vez con algunas capas con fisuras.
Pues no. La figura sigue exactamente igual. No ha cambiado el color, no ha cambiado la forma, no está blandito… Resulta que el PLA, aunque no se obtenga del petroleo, sigue siendo un plástico y se comporta como tal.
Mi idea era que se descompusiese algo, pero viendo que no es así, voy a seguir guardando todos los residuos de PLA en mi bolsa para reciclar algún día (y tal vez conseguir más filamento reciclado).

Hace cuatro meses y un día comencé un experimento. Si tuviese que decir la cosa que más me gusta de la impresión 3D es que es un método de creación aditivo. Solo se gasta el material  que el modelo necesita en vez de tallar algo de un bloque con un tamaño mayor, lo que genera residuos.

Yo trabajo exclusivamente con PLA, ya que me parece menos complicado que el ABS y más “ecológico”. El experimento que hice fue coger una impresión fallida con PLA y sumergirla en un envase con agua (todo esto al aire libre, con sus cambios de temperatura y luz del sol).

Lo que pretendía con esto era ver si el PLA, que muchos (yo incluido) alaban por obtenerse de residuos vegetales, es medianamente ecológico, y si eso afecta a las propiedades físicas del objeto si se expone a factores ambientales.

Hay que reconocer que como experimento es algo muy simple y que pocas respuestas puede dar. Después de cuatro meses en agua y al sol, lo que esperaba era que estuviese ligeramente más claro, un poco blando, y tal vez con algunas capas con fisuras.

Pues no. La figura sigue exactamente igual. No ha cambiado el color, no ha cambiado la forma, no está blandito… Resulta que el PLA, aunque no se obtenga del petroleo, sigue siendo un plástico y se comporta como tal.

Mi idea era que se descompusiese algo, pero viendo que no es así, voy a seguir guardando todos los residuos de PLA en mi bolsa para reciclar algún día (y tal vez conseguir más filamento reciclado).

El balance de blancos es muuuuuuy importante si te vas a poner a hacer fotos al aire libre.

El balance de blancos es muuuuuuy importante si te vas a poner a hacer fotos al aire libre.

Me fui al campo, y por la autopista me encuentro a una persona que va conduciendo que los pulgares van rozándose. Fue muy gracioso. 

Me fui al campo, y por la autopista me encuentro a una persona que va conduciendo que los pulgares van rozándose. Fue muy gracioso. 

Llevo demasiado tiempo sin publicar, y miren que escribir de cosas aleatorias me encanta. Les resumo el último mes mientras organizo las cosas que voy a publicar en las próximas semanas.
1. Buenos Aires
2. Londres
3. Nueva impresora 3D
La foto que ven arriba es la del mejor aperitivo, dulce o cosa rara que se puede encontrar en los kioskos argentinos. Es eso, no hay más historia. Bueno, si. Creo que el envoltorio no cambió nada en los últimos 12 años. 
Esta publicación es de todo menos interesante, y muy poca gente o nadie la va a leer, pero me siento obligado a publicar posts, que para eso abrí un blog. Esta semana publicaré algo de Londres con toda seguridad, porque si espero más se me olvidarán los detalles.

Llevo demasiado tiempo sin publicar, y miren que escribir de cosas aleatorias me encanta. Les resumo el último mes mientras organizo las cosas que voy a publicar en las próximas semanas.

1. Buenos Aires

2. Londres

3. Nueva impresora 3D

La foto que ven arriba es la del mejor aperitivo, dulce o cosa rara que se puede encontrar en los kioskos argentinos. Es eso, no hay más historia. Bueno, si. Creo que el envoltorio no cambió nada en los últimos 12 años. 

Esta publicación es de todo menos interesante, y muy poca gente o nadie la va a leer, pero me siento obligado a publicar posts, que para eso abrí un blog. Esta semana publicaré algo de Londres con toda seguridad, porque si espero más se me olvidarán los detalles.

xombiedirge:

Rocket Raccoon & Groot by Maria Suarez Inclan / Tumblr

Se me hace extraño ver que la gente con la que voy a clase, de un día para otro, se convierte en gente exitosa. No sé, son compañeros de clase, los estudiantes en mi mente no llegan a nada, se preparan para saltar un día al vacío y ver donde caen.
Por suerte los ilustradores y diseñadores pueden llegar lejos antes de terminar la carrera, o incluso sin tener una carrera. Y justo ahora, hablando por Whatsapp nos enteramos que Marvel ha reblogueado a M S Inclan y su ilustración dedicada a Rocket Raccoon y Groot.
Rodearse de gente exitosa estresa mucho.

xombiedirge:

Rocket Raccoon & Groot by Maria Suarez Inclan / Tumblr

Se me hace extraño ver que la gente con la que voy a clase, de un día para otro, se convierte en gente exitosa. No sé, son compañeros de clase, los estudiantes en mi mente no llegan a nada, se preparan para saltar un día al vacío y ver donde caen.

Por suerte los ilustradores y diseñadores pueden llegar lejos antes de terminar la carrera, o incluso sin tener una carrera. Y justo ahora, hablando por Whatsapp nos enteramos que Marvel ha reblogueado a M S Inclan y su ilustración dedicada a Rocket Raccoon y Groot.

Rodearse de gente exitosa estresa mucho.

(via marvelentertainment)

ADVICE: the following text is in spanish, so you will probably be confused if you try to read it in english. I recommend you to translate the page.
Llevo tiempo queriendo escribir de impresión 3D y de mi opinión acerca de compartir el trabajo propio de forma libre y gratuita. Está muy bien el planteamiento inicial, pero siempre hay que tener en cuenta que todo puede salir mal.
Desde que me metí en el mundo de la impresión 3D tuve claro que mis modelos me gustaría compartirlos del mismo modo que mucha gente (y en especial la comunidad RepRap) comparte sus diseños de forma gratuita con el fin de permitir que todo pueda mejorarse.
Entiendo a las personas que publican su contenido con Copyright, ya que es una forma más o menos eficiente de proteger tu obra, y también porque puede que sobrevivas explotando dicha obra. El caso es que lo entiendo.
Yo por ahora tengo un punto de vista muy abierto y utópico acerca de compartir, pero no descarto que llegado un punto decida cambiar la licencia con la que publico mi trabajo y prohíba a la gente mejorar y darle nuevas utilidades a mis diseños.
Esto que estoy escribiendo es el resultado de una cosa que me pasó hoy. Yo tengo todos mis archivos para descargar gratuitamente, y hoy me escribieron diciéndome que alguien estaba publicando mi trabajo como suyo en alguna página. Esto me hizo pensar y me ayudó a delimitar más mi punto de vista.
Yo publico mis diseños bajo licencia Creative Commons con una configuración determinada, y explico los motivos a continuación:
Attribution - Este punto es el más simple. Creo que se debe reconocer al autor de un trabajo, y también indicar siempre bajo que licencia se publicó con el fin de transmitir la realidad de forma fiel. Si yo publico algo con una licencia y alguien lo agarra, lo publica en otro lado y no pone nada, puede que lo vea alguien que quiera modificarlo y convertirlo en puro arte, pero que no lo haga porque piensa que tiene copyright.
NonCommercial - Yo quiero que mis diseños sean funcionales de alguna forma, por lo que permito que individualmente cualquier persona pueda imprimirlos y disfrutar con ellos, porque ese es el fin con el que fueron creados. Estoy seguro de que hay tiendas o personas que se lucran vendiendo mis diseños, y eso no me gusta tanto, ya que yo comparto mi trabajo, pero no lo regalo.
Share Alike - Esta es la que me parece más importante. Cualquier persona que utilice mi trabajo como base y lo mejore o cambie, tendrá que publicarlo con la misma licencia. De esta forma me ahorro problemas, como, por ejemplo, que alguien use mi trabajo, lo retoque mínimamente, y luego lo venda y se lucre. 
Mi punto de vista antes de lo que pasó hoy era mucho más abierto, y me daba un poco igual todo. Ahora me voy dando cuenta de la necesidad de proteger el trabajo propio aunque se comparta abiertamente en internet.
Y todo lo que digo ahora puede que cambie mañana, pero prefiero compartir mi punto de vista, porque en el mundo de la impresión 3D hay ahora mismo una guerra acerca de compartir o no el trabajo, y eso es lo peor que le puede pasar a un mundo que nació siendo libre.

ADVICE: the following text is in spanish, so you will probably be confused if you try to read it in english. I recommend you to translate the page.

Llevo tiempo queriendo escribir de impresión 3D y de mi opinión acerca de compartir el trabajo propio de forma libre y gratuita. Está muy bien el planteamiento inicial, pero siempre hay que tener en cuenta que todo puede salir mal.

Desde que me metí en el mundo de la impresión 3D tuve claro que mis modelos me gustaría compartirlos del mismo modo que mucha gente (y en especial la comunidad RepRap) comparte sus diseños de forma gratuita con el fin de permitir que todo pueda mejorarse.

Entiendo a las personas que publican su contenido con Copyright, ya que es una forma más o menos eficiente de proteger tu obra, y también porque puede que sobrevivas explotando dicha obra. El caso es que lo entiendo.

Yo por ahora tengo un punto de vista muy abierto y utópico acerca de compartir, pero no descarto que llegado un punto decida cambiar la licencia con la que publico mi trabajo y prohíba a la gente mejorar y darle nuevas utilidades a mis diseños.

Esto que estoy escribiendo es el resultado de una cosa que me pasó hoy. Yo tengo todos mis archivos para descargar gratuitamente, y hoy me escribieron diciéndome que alguien estaba publicando mi trabajo como suyo en alguna página. Esto me hizo pensar y me ayudó a delimitar más mi punto de vista.

Yo publico mis diseños bajo licencia Creative Commons con una configuración determinada, y explico los motivos a continuación:

  1. Attribution - Este punto es el más simple. Creo que se debe reconocer al autor de un trabajo, y también indicar siempre bajo que licencia se publicó con el fin de transmitir la realidad de forma fiel. Si yo publico algo con una licencia y alguien lo agarra, lo publica en otro lado y no pone nada, puede que lo vea alguien que quiera modificarlo y convertirlo en puro arte, pero que no lo haga porque piensa que tiene copyright.
  2. NonCommercial - Yo quiero que mis diseños sean funcionales de alguna forma, por lo que permito que individualmente cualquier persona pueda imprimirlos y disfrutar con ellos, porque ese es el fin con el que fueron creados. Estoy seguro de que hay tiendas o personas que se lucran vendiendo mis diseños, y eso no me gusta tanto, ya que yo comparto mi trabajo, pero no lo regalo.
  3. Share Alike - Esta es la que me parece más importante. Cualquier persona que utilice mi trabajo como base y lo mejore o cambie, tendrá que publicarlo con la misma licencia. De esta forma me ahorro problemas, como, por ejemplo, que alguien use mi trabajo, lo retoque mínimamente, y luego lo venda y se lucre. 

Mi punto de vista antes de lo que pasó hoy era mucho más abierto, y me daba un poco igual todo. Ahora me voy dando cuenta de la necesidad de proteger el trabajo propio aunque se comparta abiertamente en internet.

Y todo lo que digo ahora puede que cambie mañana, pero prefiero compartir mi punto de vista, porque en el mundo de la impresión 3D hay ahora mismo una guerra acerca de compartir o no el trabajo, y eso es lo peor que le puede pasar a un mundo que nació siendo libre.

En los últimos años fui perdiendo el gusto por la ciudad y todo lo artificial y empecé a valorar más todo lo natural, ya que cada vez lo veo menos y lo suelo extrañar más.
Hace un par de semanas fui al Real Jardín Botánico (Madrid) y por fin tuve un poco de paz. Tuve que hacer fotos para un trabajo, y justo le hice una serie de fotos a los pequeños carteles donde aparece el nombre de cada planta.
A la hora de editar y dejar bien cuadriculadas las fotos me di cuenta del cambio que había en el fondo de una foto a otra, mientras que el cartel se mantenía siempre con el mismo diseño. Fui pasando una foto tras otra y me gustaba lo que veía, e hice este GIF con cinco fotos al azar.
Se mantiene ese aspecto natural, pero los colores cambian ligeramente llevándote de un lugar a otro. 

En los últimos años fui perdiendo el gusto por la ciudad y todo lo artificial y empecé a valorar más todo lo natural, ya que cada vez lo veo menos y lo suelo extrañar más.

Hace un par de semanas fui al Real Jardín Botánico (Madrid) y por fin tuve un poco de paz. Tuve que hacer fotos para un trabajo, y justo le hice una serie de fotos a los pequeños carteles donde aparece el nombre de cada planta.

A la hora de editar y dejar bien cuadriculadas las fotos me di cuenta del cambio que había en el fondo de una foto a otra, mientras que el cartel se mantenía siempre con el mismo diseño. Fui pasando una foto tras otra y me gustaba lo que veía, e hice este GIF con cinco fotos al azar.

Se mantiene ese aspecto natural, pero los colores cambian ligeramente llevándote de un lugar a otro.